VERANO DEL ’88

30,00 

1 disponibles

Descripción

Collar largo que condensa esos veranos de final de los ’80, para las nostálgicas.
 
Eran tiempos en los que, en vez de enviar canciones por Spotify, el enamorado/a te grababa canciones en un cassette VIRGEN, como tú.
Lo escuchabas a escondidas en tu cuarto, bebiendo fanta de naranja para apaciguar los calores de agosto y los ardores púberes. Ya sabes, esa sexualidad incipiente, ese deseo desbocado que solo podían calmar los bolígrafos de cinco colores y los pósters de teleindiscreta de Bon Jovi enseñando el pelo del pecho.
¿Ves esas bolitas blancas y azules de jaspe marino que lleva el colgante?
Son las pelotitas inflables que tiraba la avioneta de Nivea desde el cielo y que provocaba que un alud de niños se metiera en el mar nadando como fieras hasta casi ahogarse en el intento para conseguir una, ante la horrorizada mirada de sus madres. “¡No te vayas p’al fondo, nene!, ¡quédate en la orilla!”.
 
No es un collar para pasar desapercibida, pero no es tan aparatoso como parece. La pieza central de Nivea es una miniatura de 4 cm. Sé que parece ideal para guardar los diazepams o esos trocitos marrones de cosa que se fuma, pero está cerrada a cal y canto y solo contiene MISTERIO y un trocito de tiempo, tu adolescencia.

Cadena de antelina blanca.