Pedacitos de ti

20,00 

Disponible para reserva

Descripción

¿No era eso una canción moñas? Bueno, pues cuidado, que eso no va contigo, porque a quien se ponga cursi lo fileteas y lo guardas en ese arcón-nevera que tienes en el sótano para los imprevistos. Yo no le contaré nada a nadie, lo juro, pero guárdame la parte más jugosa. ¿Las nalgas? Según contaba aquel caníbal ruso, Chikatilo, una parte muy deliciosa son los talones, pero si el tema de chupar pies me da asco no me quiero ni imaginar comérmelos.

Acero, baño de plata y cristales swarovski para esta pieza de sangre y purpurina que hará las delicias de las amantes del slash y de American Horror Story.